Nuestras sedes
Legal y privacidad
Síguenos

En Pandemia nos Enchicharronamos

Cómo el dicho paisa “más perdidos que embolatados” así estábamos todos en marzo del año pasado, pero fue después del 16 del mismo mes que nos preguntamos:
¿Cerramos o esperamos?
¿Esperamos o sacamos domicilios?
¿Serán unas semanas o unos meses?

Sin prisa, pero sin pausa nos pusimos las pilas y aplicando otro proverbio paisa “Es mejor atajar que empujar”, nos metimos en un chicharrón el berraco, que fue montar nuestra línea de domicilios y así empezaron estos desafíos:
Llegar a miles de corazones, ahora en sus hogares, con todas las normas de bioseguridad

Cuidar el bienestar de todo nuestro personal que, a puerta cerrada, seguía con los fogones encendidos.
Buscar empaques prácticos y biodegradables, pero que nunca le van a llegar a los talones a nuestra loza del Carmen de Viboral

Últimos articulos

Las Mascotas de Matriarca son lo más ……

En Pandemia nos Enchicharronamos

En el barrio Astorga de Medellín hay una casona entre grafitis

La Matriarca tiene la terraza más amañadora en el El Poblado

Ir al contenido